Aceite CBD

El uso de la planta de cannabis para fines medicinales data de miles de años atrás, cuando distintas culturas de diferentes partes del mundo la utilizaban por sus propiedades curativas. Dicha planta contiene ciertos principios activos que pueden aliviar los síntomas de algunas enfermedades y en ciertos casos se dice que contribuyen a su remisión.

Compra online Aceite de CBD

¿Qué es el aceite de CBD?

Ahora bien, el cannabidiol (CDB) es un compuesto natural que se encuentra en la flor resinosa del cannabis y que de acuerdo a algunos estudios tiene propiedades terapéuticas. El cannabidiol es una sustancia que no es adictiva y que puede utilizarse sin que la persona se sienta drogada o intoxicada. Esto debido a que actúa de forma diferente a como lo hacen otros compuestos de la planta en los receptores del cerebro y en el cuerpo en general.

Si bien es reconocido, que el cannabis tiene algunos efectos terapéuticos, muchas personas prefieren no utilizarlo para evitar la psicoactividad propia de la planta. El hecho que el CBD sea terapéuticamente efectivo y no intoxique, y además se pueda tomar fácilmente, lo convierte en una atractiva opción.

Desde hace un tiempo para acá, la medicina está volteando la mirada a alternativas naturales, reconociendo su eficacia y tomando en cuenta que puede conseguirse muy buenos resultados sin los severos efectos secundarios de algunos fármacos.

El cannabidiol (CBD) puede aliviar dolores crónicos, tiene propiedades antiinflamatorias y reduce los síntomas de la ansiedad y depresión entre muchas otras afecciones.

Dentro de las enfermedades que según recientes investigaciones, el cannabidiol puede tener efectos terapéuticos se mencionan la artritis reumatoide, afecciones neurológicas como el Alzheimer, la diabetes, disfunciones cardiovasculares y problemas de la piel.

Aunque aún no se ha comprobado, actualmente se está investigando las propiedades que puede tener el cannabidiol en la lucha contra el cáncer.

Aceite CBD

El aceite CBD se obtiene del cáñamo, no es psicoactivo, cuenta con propiedades terapéuticas y preventivas y en muchos países su uso es legal. Los productos que se obtienen de la marihuana que no contienen THC, pero si cannabidiol (CBD) están siendo comercializados en muchos lugares como suplementos por sus efectos beneficiosos.

La presentación más común es el aceite CBD que también se puede utilizar con vaporizador, con alimentos o incorporado a cosméticos como cremas o pomadas.

Es necesario señalar que el CBD por sí solo no es capaz de curar algunas enfermedades, pero si puede desempeñar un papel complementario importante como terapia natural eficaz sin efectos secundarios o con muy pocos.

Dado que en el cuerpo humano existe un sistema endocanabinoide conformado por sustancias neurotransmisoras y receptores celulares encargados de regular variedad de funciones, el CBD funciona casi de la misma manera que dichas sustancias siendo esta una de las causas de su eficacia.

Propiedades del aceite CBD

Tal como ya se ha mencionado, el aceite CBD puede ser utilizado para aliviar los síntomas de ciertas enfermedades, evitando los efectos secundarios de los fármacos tradicionales siendo esta una de sus principales ventajas.

El aceite CBD alivia el estrés y la depresión ya que inhibe la transmisión de la señal nerviosa e influye en la acción de varios neurotransmisores. Sus efectos son muy parecidos a los antidepresivos tradicionales pero sin sus efectos secundarios que es bien sabido que son bastante fuertes.

Otro de los usos del aceite CBD está relacionado con la epilepsia en vista que se ha comprobado que reduce la intensidad y frecuencia de las convulsiones.

Se utiliza también para tratar el insomnio en niños y la ansiedad producto de estrés post- traumático.

El efecto del CBD para aliviar el dolor crónico en enfermedades como la artritis, la esclerosis múltiple e incluso el producido por el cáncer, es reconocido desde hace mucho tiempo.

Adicional a esto, el aceite CBD representa una alternativa natural y eficaz para los dolores ocasionados por la actividad física exigente, resultando ser incluso menos toxicas que los medicamentos tradicionales como el ibuprofeno. Además de sus propiedades analgésicas también se le reconoce efectos antiinflamatorios.

Efectos secundarios del aceite CBD

Por lo general, el uso de CBD no produce efectos secundarios notables, sin embargo si la dosis es muy alta, algunas personas pueden experimentar nauseas, diarrea, irritabilidad y en casos más extremos convulsiones.

También es posible que inhiba la acción de algunos medicamentos o bien la aumente, por lo que se recomienda que antes de emplearlo se consulte con el medico especialmente si se está tomando algún tratamiento farmacológico.

En niños, su uso debe ser limitado y no prolongarse en el tiempo porque puede afectar su desarrollo cerebral.

Cómo se utiliza el aceite CBD

La manera habitual de utilizar el aceite CBD es de forma sublingual, es decir, colocando unas gotas debajo de la lengua. De esta forma se distribuyen de manera efectiva las propiedades del aceite a través de la sangre evitando que se vean disminuidas o se pierdan en el aparato digestivo.

En cuanto a la dosis, hay que decir que depende de muchos factores como los síntomas que se desean aliviar, el grado de afectación y el estado general de salud de la persona.

Hay quienes recomiendan comenzar con una dosis muy pequeña, evaluar el resultado y en caso que sea necesario, aumentarla.

De cualquier forma, aunque se trate de un producto natural, siempre es conveniente consultar con los especialistas y seguir sus recomendaciones.

Adquirir aceite CBD

En muchos países, como España, el aceite CBD se comercializa legalmente por lo que adquirirlo no es ningún problema. Se puede encontrar en tiendas naturistas, herbolarios e incluso en tiendas virtuales.

Su presentación más común incluye un gotero, se consigue en diferentes tamaños y marcas así como también de diferentes precios.

Cabe destacar, que si bien muchos de los efectos positivos del aceite CBD han sido comprobados, todavía queda un largo camino por recorrer antes que se conozca con exactitud todos los beneficios que puede tener como complemento para el tratamiento de ciertas enfermedades.

Hasta el momento, ha resultado ser una valiosa alternativa para muchas personas que padecen de dolores crónicos, problemas de ansiedad y depresión, que pueden aliviarlos de forma natural, no toxica y con el mínimo de efectos secundarios.

Deja un comentario